miércoles, 2 de diciembre de 2009

el día que llegó el invierno

microsesion 281109 from lujo berner on Vimeo.



Segunda prueba con esto del video y de momento resultados poco satisfactorios. Entre la poca luz, la lluvia, las ganas de navegar y que cuando subió la ola ya había guardado la cámara pues no se grabó gran cosa, pero seguiremos intentándolo, creo.


Pero quedemonos con lo bueno, volvieron el viento y las olas y regresamos a calblanque. No recuerdo haber visto tanto windsurfeta con poniente en la vida, y no solo eso, cuando la lluvia y el viento apretaron y desaparecieron todos los turistas y kiters, veias a la gente de siempre allí plantada, encantada, sonriendo, abrazándose con los brazos cargados y la espalda deshecha despues de tanto tiempo de inactividad, felices de ser cogidos por una ola o arrastrados por la corriente, disfrutando con cada racha, con cada segundo. Hubo tiempo para todo, para competir por ver quien lleva mayor número de aletas, para acordarnos de nuestros hawaianos que no asistieron al envite y del jaimo y sus erasmus y para disfrutar de la teletienda en vivo y sus milagrosos inventos (ya veréis, ya).

Despues, y menos mal, el viento bajó y un buen grupo nos pegamos una segunda sesión en la que las estrellas invitadas fueron las ya míticas hamburguesas con cebolla confitada y las pintas de cerveza. Una cervezaca mas y aquello acaba como el Rosario de la Aurora (el que nunca haya sabido que significa esto último que se lo pregunta al Gran Óscar). Ay, con que poco somos felices y lo que nos cuesta serlo.


3 comentarios:

Sergio dijo...

que buen vídeo.
y me gusta mucho la reflexión final...

Saludos,
Sergio.

WU dijo...

Enhorabuena por lo que vale el espantar el monazo de viento y olas.

He recibido el libro de relatos de Blurb. No me ha defraudado, estoy contento.

lujo berner dijo...

gracias sergio... por tus palabras y por pasarte por aquí...

Un honor tenerte por aquí willy, ya te cuento cuando llegue mi prueba...