jueves, 2 de julio de 2009

Gutday´s End


Cordoama, una gran playa. Fuente http://surf.sapo.pt

Me imagino que ya ira apareciendo documentación gráfica -espero que no mucha- de los 4 salvajes días que ha durado la despedida de Mr. Gutday en Portugal, mientras tanto os dejo con una primera tanda de reflexiones veraniegas fruto del holocausto caníbal de Sagres:


I. No importa el carisma cinegético de los participantes, ni su número, tu dales una pedazo casa con piscina y el último dias encontrarás salchichas en el fondo de la misma.

II. No importa el delito, da igual la infracción, los Guns´n roses (la policia portuguesa) no te multaran aunque te merezcas un tiro en la cabeza.

III. El aloe vera es mu bueno.

IV. Los techos de las furgos son para subirse encima, que te creías.

V. ¿Es posible mezclar tequila, vodka, whisky el pajarraco, ginebra de 4 euros la botella y cerveza portuguesa sin que te estallen las branquias?. Sí es posible.

VI. Si las olas emiten sonido al romper es que hay olas (copyright: Pablo P. y la "p" no es de "pelos").

VII. Pam-Pim-Púm.

VIII. Nonononnono, todo esto no fue este año y yo no estuve allí.



Uy.

2 comentarios:

Pepico dijo...

Ay Dios!

Ayer vi a Alfonso entregado a la noche murciana. De pronto, un grupo de señoritas comenzó a llamarle "bombero torero", mientras sus ojos brillaban al recordar el stage portugués. En ese instante, como revelado místico carmelita, comprendí la dimensión de aquello que hicistéis en el país de al lado.

lujo berner dijo...

ay, pepin pepinero... conforme pasan los dias no se si aquello fue realidad o ficción, sueño o pesadilla, frango o peixe...